PET-TAC


  Estás en: Unidad_Imagen Molecular > PET-TAC > PET-TAC


La Tomografía por Emisión de Positrones (PET) se está convirtiendo en una de las herramientas más importantes para el diagnóstico de muchas enfermedades, entre las que se incluyen una gran variedad de tumores malignos, afecciones neurológicas (como la enfermedad de Alzheimer o el Parkinson) y patologías cardiovasculares.

La capacidad del CIMES para producir diversos tipos de radiofármacos PET, muchos de los cuales no pueden comercializarse a otros servicios de medicina nuclear dadas sus características fisico-químicas y la normativa farmacéutica existente, le confiere la posibilidad de convertirse en un centro de referencia para la realización de ensayos clínicos, dado que es escaso el número de instalaciones PET (tanto en España como en Europa) que tienen la capacidad en un mismo centro de producir, administrar y adquirir dichos estudios con radiofármacos no convencionales. En la actualidad, sólo dos centros en el territorio nacional (situados en Pamplona y Barcelona) cuentan con un equipamiento e instalaciones de similares características a las del CIMES.

Como se ha demostrado en muchos estudios, la realización de un estudio PET con el radiofármaco más convencional, la 18F-fluorodeoxiglucosa (FDG), es la forma más efectiva de detectar recurrencias tumorales, ofreciendo ventajas significativas respecto a otras técnicas diagnósticas en la detección del cáncer. Pero la mayoría de los centros sólo tienen acceso a la FDG, estando limitado por ello el desarrollo de la tecnología PET con otros radiofármacos no sólo en la oncología, sino también en los campos de la neurología y de las enfermedades cardiovasculares. En todas estas áreas de conocimiento médico, existen una gran cantidad de procesos moleculares que pueden visualizarse gracias a la tecnología PET, dependiendo del radiofármaco que se utilice (metabolismo glicolítico, transporte de aminoácidos, síntesis de fosfolípidos, vías dopaminérgicas cerebrales, flujo vascular, consumo de oxígeno, angiogénesis…) y, gracias a la dotación de equipos existente, el CIMES tiene la capacidad de profundizar en la investigación médica dentro de estos campos.

Por lo tanto, la gran ventaja de los estudios PET realizados con esta tecnología de última generación tanto en tomógrafos como en radiofármacos, es que se obtienen imágenes funcionales del organismo (frente a la visión puramente anatómica de las técnicas tradicionales de diagnóstico por la imagen), determinándose como se está desarrollando un proceso molecular en un determinado sistema, órgano, o tejido. Además, dichos procesos pueden cuantificarse, ya que la llegada, incorporación y eliminación del trazador a los diversos tejidos del organismo se puede medir con la tecnología PET. Eso implica la posibilidad de determinar la eficacia terapéutica de diversos fármacos, ya que se puede valorar la biodistribución, farmacocinética y farmacodinámica de los mismos, siendo este campo de aplicación de enorme interés para la industria farmacéutica.

Subir

C/ Marqués de Beccaria, 3. Campus Universitario de Teatinos. 29071 MÁLAGA
Telf.: 952 13 74 06/ 22 24 / Fax: 952 13 74 16