PET-ANIMALES


  Estás en: Unidad_Imagen Molecular > PET-TAC Animales > PET-ANIMALES


La PET es probablemente la técnica más potente para el estudio in vivo de procesos biológicos en animales de laboratorio, al permitir mediciones funcionales y cuantitativas de forma no invasiva, así como la realización de estudios longitudinales. Esta modalidad de imagen permite estudiar, visualizar y cuantificar múltiples procesos bioquímicos y fisiológicos tales como metabolismo glicolítico, tasa de síntesis proteica, proliferación celular, actividad enzimática, tasa de consumo de oxígeno, metabolismo ß-oxidativo, pH intracelular, flujo sanguíneo, transmisión de señales, expresión génica y su regulación, entre otros.

En el CIMES se dispone de un equipo PET para pequeños animales (Mosaic, Phillips) que permite realizar estudios de imagen molecular en diversos campos de la investigación básica. Se ha demostrado en numerosas publicaciones científicas que los hallazgos descritos en estudios PET en animales de experimentación permiten simplificar el paso desde la investigación animal a los estudios en seres humanos (investigación traslacional).

El paradigma de esta situación se encuentra en el desarrollo de nuevas moléculas farmacológicas, dado que las imágenes PET en animales simplifican el estudio de la farmacocinética y farmacodinámica de las mismas, ya que permiten visualizar “in vivo” la biodistribución del compuesto en los distintos órganos y tejidos del animal, sin necesidad de procedimientos invasivos (p.e. biopsias) o de sacrificar al animal. Al ser una prueba de imagen en la que se pueden realizar análisis cuantitativos de los diversos compuestos, el animal puede someterse a tantos estudios como sean necesarios de forma repetida y a lo largo del tiempo que dure la investigación. Pero la imagen molecular in vivo en pequeños animales no sólo permite el estudio de la farmacocinética/dinámica de nuevos compuestos, sino que también aporta una valiosa información acerca de su posible acumulación en órganos no-diana, con la correspondiente implicación de efectos secundarios no deseados, así como de la evolución de la enfermedad tras el tratamiento farmacológico, ya que cada animal, al poder estudiarle repetidamente, sirve como control de sí mismo durante el seguimiento. Los campos de aplicación de la imagen molecular en pequeños animales son numerosos, e incluyen numerosas patologías oncológicas, neurológicas o del sistema cardio-vascular.

La tecnología PET se emplea para el estudio de modelos animales tumorales (permitiendo analizar la biología tumoral), enfermedades neurológicas (enfermedad de Parkinson, distonías) gracias al elevado número de radiofármacos que permiten evaluar diversos sistemas de neurorreceptores, y respuesta terapéutica en muy diversas patologías.

Subir

C/ Marqués de Beccaria, 3. Campus Universitario de Teatinos. 29071 MÁLAGA
Telf.: 952 13 74 06/ 22 24 / Fax: 952 13 74 16